Lo que recibisteis gratis, dadlo gratis

seman.s6

De nuevo, esta Semana Santa, un grupo de hermanas y jóvenes se pusieron en camino hacia Marruecos, para pasar allí en la pequeña ciudad de Tetuán esa semana especial. También les acompañó un sacerdote oblato jóven. Durante la semana, los jóvenes pudieron experimentar cómo Dios se hace presente en sus vidas a través de otras personas. 

A continuación traemos unas fotos y unos breves testimonios que hablan de las impresiones de esta semana:

Leer más...

Somos solamente un pétalo de la “flor” que es la Iglesia

Somos una familia 3D03d

El fin de semana de 3 a 5 de febrero tuvimos un encuentro de la familia oblata en Jaén. Oblatos, laicos y nosotras, las oblatas, pudimos compartir el espíritu de nuestro carisma y las experiencias concretas que vivimos cada uno en nuestras comunidades y en la misión.  
Fuimos un grupito no muy grande, pero lleno de ilusión de poder encontrarnos los diferentes miembros de la familia oblata, que veníamos de las diferentes partes de España.
La familia oblata somos una parte de algo muy grande.  Somos el pétalo, solo un pétalo de una flor, que es la Iglesia. Y para poder contemplar la belleza de esta flor necesitamos de la presencia de otros pétalos.
Leer más...

It´s better to ...

group2

united kingdom 64... see something once than to hear about it a thousand times", como dice un dicho chino (“más vale ver una sola vez, que oír cien veces”). Por eso hemos seguido la invitación de un oblato que trabaja en Hong Kong, para visitar su misión y los jóvenes que habíamos conocido en la JMJ oblata en verano en Polonia. 

El 3 de diciembre (día de San Francisco Javier), Marimar y yo, nos subimos a un avión que nos iba a llevar primero a Zürich. Desde allí, después de unas horas de espera, cogimos el vuelo que nos iba a llevar directamente a Hong Kong.

Leer más...

Nuestra historia

poland 64

 

En 1997 un grupo de nueve jóvenes que participábamos activamente en los grupos de pastoral juvenil de las parroquia donde trabajan los Misioneros Oblatos sentimos la llamada a consagrarnos a Dios y a vivir en comunidad para vivir más intensamente el carisma de San Eugenio de Mazenod como hemos visto hacer a los Oblatos. El 3 de diciembre de 1995 había tenido lugar la canonización del Fundador del Instituto de los Oblatos despertándose en toda la Iglesia la gracia y el deseo de vivir desde cualquier estado de vida este regalo de Dios del carisma oblato. Un año más tarde las primeras jóvenes que tímidamente habíamos comunicado a los Oblatos que nos acompañaban nuestra intención de responder a una llamada de Dios de consagrar toda nuestra vida en pobreza, castidad, obediencia y perseverancia, vemos cómo el mismo deseo ya está presente en otras jóvenes que, sin conocernos y en otras parroquias oblatas dentro de la geografía española, harían posible que pudieramos reunirnos en comunidad.

Leer más...

Página 8 de 8