Orar con el corazón

manos.corazonEstos últimos días hemos celebrado los corazones de Jesús y María, su GRAN AMOR. San Eugenio también vivió como una fuente el Amor Salvador. Miremos en este mes de junio cómo está nuestro corazón y pongámoslo en manos de Dios para que Él nos los explique y, llenándolo de su Incondicional Amor, nos lance a vivir desde él.

 

 

 Puedes escuchar esta canción para abrir tu corazón.

 

 

“Dios mío! Redobla, triplica, centuplica mis fuerzas;
que te ame no sólo tanto como yo soy capaz de amarte, que eso no es nada,
sino que te ame tanto como te han amado los santos, tanto como te amaba y te ama tu Santísima Madre.
Dios mío, no basta eso, y ¿porqué no desear amarte tanto como Tú te amas a ti mismo?
Eso es imposible, lo sé, pero el deseo no es imposible, ya que lo formulo con toda la sinceridad de mi corazón, con toda mi alma.
Sí, Dios mío, quisiera amarte tanto como te amas a ti mismo.”
       (Oración de SAN EUGENIO)