Como granos de arena

En aquel tiempo el Espíritu empujó a Jesús al desierto. Mt 1,12

Esta cuaresma: un tiempo para estar con ÉL

Hace poco celebrábamos los carnavales y ya, pasado el miércoles de ceniza, estamos en cuaresma.

ruheplatz am wasser

Son los 40 días que Jesús estuvo en el desierto. Allí bebió de la fuente que es el Padre.

El desierto.
    Para Jesús, el lugar donde vive la obdediencia al Espíritu Santo.
          ¿Y para mi? ¿Me dejo llevar por el Espíritu Santo a dónde él quiere?

El desierto: el lugar de un inmenso campo de arena.noch mehr wüste   
    Para Jesús, el lugar de preparación para su misión.
          ¿Y para mí? ¿Cómo me preparo yo en este tiempo de Cuaresma para la fiesta de la Pascua?
 

El desierto: el lugar de la sequía, de la soledad.
    Para Jesús, el lugar de vencer las tentaciones.
          ¿Y para mí? ¿Cómo vivo yo la sequía y la soledad en mi vida?wüste

El desierto: el lugar donde los ángeles sirven a Jesús.
    Para Jesús, el lugar donde encuentra el cuidado de Dios y de sus ángeles.
          ¿Y para mí? ¿Cómo está mi fe en Dios?
          ¿Confío que Él me cuide siempre aunque esté viviendo
          un momento de desierto en mi vida?

 
A veces parece que estoy perdido en el desierto como un grano de arena. Pero Dios tiene un plan para mí, sólo tengo que estar dispuesta a entregar “MI GRANO DE ARENA”.
 
COMO GRANOS DE ARENA
Tenemos una misión que cumplir, aunque nos parezca insignificante, como un grano de arena.
No se puede ser piedra angular si uno no se sabe grano de arena.
sand aus der handSólo se pude mirar la innmensidad del mar, cuando uno es,
en la playa, grano de arena.
A veces, nos toca realizar hazañas, pero la maravilla
es el grano de arena de cada día.
A veces estamos tan cansados que sólo podemos poner el grano de arena.
El grano de arena es anónimo, y quienes soportan el peso del sufrimiento son las personas anónimas.
El grando de arena es despreciado pero Dios lo cuida como su mejor tesoro.
El grano de arene es ordinario y el amor lo hace extraordinario.
No será canonizado como santo, no se escribirá nada sobre él, tan pequeño es el grano de arena.
Pero el Padre de los cielos se complace en él, el sencillo de corazón, el grano de arena.
Grano de arena pareció el sí de María, y en Nazaret cambió el destino del mundo.sand in der handGrano de arena y menos que grano de arena parecía la muerte de Jesús.
Y ¿qué es la fuerza del Esíritu a los ojos del mundo sino grano de arena,
polvo que arrebata el viento?
Nosotros ponemos el grano de arena.
Dios se encarga de construir la ciudad eterna de piedras preciosas.
Cuarderno de Oración (Hijos de la Caridad)