La llamada de tu vida

Y ahora… ¿quién me está llamando?

llamada deconocida

 

Alguna vez habrás recibido una llamada de un
número desconocido.

       ¿Qué sueles hacer?:

•    Aceptar la llamada
•    Rechazarla
•    Pensar que se han equivocado
•     Preguntar a alguien si tiene ese  número entre sus  contactos para saber quién es.

...

En nuestro corazón recibimos también llamadas que no siempre sabemos identificar qué es, o quién es el que nos llama y por qué.

En las lecturas de este domingo hemos escuchado que esto mismo es lo que le pasó a Samuel: Él quería responder a una llamada pero creía que era Elí quien le llamaba,
porque como dice la lectura “Aún no conocía Samuel al Señor”.
Fue Elí quien ayudó a Samuel a descubrir cómo podía responder a esa llamada, porque se dio cuenta que era el Señor quién le llamaba.
También en el Evangelio es Juan el Bautista el que indica a los discípulos quién es el que los llama.
 

Primer libro de Samuel 3,3b-10. 19

En aquellos días, Samuel estaba acostado en el templo del Señor, donde estaba el arca de Dios.
El Señor llamó a Samuel, y él respondió:  «Aquí estoy.»
Fue corriendo a donde estaba Elí y le dijo:
samuel01
«Aquí estoy; vengo porque me has llamado.»
Respondió Elí:  «No te he llamado; vuelve a acostarte.»
Samuel volvió a acostarse. Volvió a llamar el Señor a Samuel.
Él se levantó y fue a donde estaba Elí y le dijo:
«Aquí estoy; vengo porque me has llamado.»
Respondió Elí: «No te he llamado, hijo mío; vuelve a acostarte.»
Aún no conocía Samuel al Señor, pues no le había sido revelada la palabra del Señor.
Por tercera vez llamó el Señor a Samuel, y él se fue a donde estaba Elí y le dijo:
 «Aquí estoy; vengo porque me has llamado.»
Elí comprendió que era el Señor quien llamaba al muchacho, y dijo a Samuel:
 «Anda, acuéstate; y si te llama alguien, responde: "Habla, Señor, que tu siervo te escucha."»
Samuel fue y se acostó en su sitio.
El Señor se presentó y le llamó como antes: «¡Samuel, Samuel!»
Él respondió: «Habla, que tu siervo te escucha.»
Samuel crecía, y el Señor estaba con él; ninguna de sus palabras dejó de cumplirse.
...
 

Desmo 11Si en tu corazón descubres una llamada que se repite y  no sabes identificarla, te empiezas a preguntar: por qué a mí, para qué…

¿por qué no haces como Samuel?

Aunque quería responder necesitó escucharla tres veces y acudir a alguien que le ayudara a responder a su inquietud.

Después de leer esta lectura puedes preguntarte…

¿Estoy atento a escuchar lo que resuena en mi corazón?

¿Pido ayuda y consejo?11815 una joven pidiendo ayuda

¿Quién o quiénes son para mí Elí o Juan el Bautista?

Seguro que si aceptas la llamada y respondes, puede que te ofrezcan la mejor oferta y promoción de tu vida,
no como las de tu compañía de móvil... ¡¡¡no hay competencia que la supere!!!

¡¡¡¡ES LA LLAMADA DE TU VIDA!!!!

EspirituCÓGELA …