Misioneras Oblatas de María Inmaculada

 Misioneras Oblatas de María Inmaculada

Somos parte de una gran familia

hermanos1

La familia oblata es una familia grande dispersa por todo el mundo, que reúne en su seno a los misioneros oblatos sacerdotes y hermanos, a consagradas de Institutos seculares, a laicos de todas las edades y desde hace poco mas de 20 años también a nosotras, misioneras oblatas de María Inmaculada. El fundador de los misioneros oblatos, San Eugenio de Mazenod, soñaba con que fuéramos la familia más unida en el mundo.

 

hermanos

No sé si llegamos a realizar su sueño, pero sí sé que siempre que pude participar en los encuentros o reuniones oblatas me sentí en familia. Tampoco ha sido la excepción el encuentro que viví hace poco: del 8 al 15 de noviembre tuve la suerte de participar en la reunión del Comité general de los oblatos hermanos en la Casa General en Roma. Fue todo un regalo para mí poder vivir este compartir de nuestra vida y misión, intercambiar experiencias y preguntarnos por nuestra identidad en el mundo de hoy. He experimentado esta cercanía, sencillez y hospitalidad que caracterizan el carisma oblato. He conocido misioneros entregados, cercanos, alegres, disponibles y apasionados. Al final de mi estancia allí he dado gracias a Dios, a la Virgen María y a San Eugenio de Mazenod por poder formar parte de esta familia tan intercultural y tan querida.

Iuliia Venglovska omi