Misioneras Oblatas de María Inmaculada

 Misioneras Oblatas de María Inmaculada

Somos Iglesia católica

en.San. Leandro

 

La primera semana de octubre recibimos la visita de 15 jóvenes del grupo de Jóvenes Oblatos de China. Acompañados por un Misionero Oblato, realizaban una peregrinación por distintos lugares de Europa para conocer mejor las raíces del cristianismo y profundizar en el carisma Oblato. 

 

compartir.de.culturas

Pasaron por Polonia, Paris y Lourdes y del 1 al 6 de octubre estuvieron en Madrid. Traían una gran ilusión por conocer a las Misioneras Oblatas, la vida de Santa Teresa de Ávila, la vida de los Mártires Oblatos de Pozuelo, las comunidades de los Misioneros Oblatos y a jóvenes de España.

 Para compartir con ellos nuestra vida y misión les acogimos en nuestras comunidades. Las diferencias culturales, de idiomas, de costumbres, etc. se presentaban como un gran reto. Pero la apertura y el deseo de compartir de todos ha hecho posible tener una bonita experiencia de la catolicidad de la Iglesia. Español, chino, inglés, polaco, francés, comida ucraniana, alemana, peruana o eslovaca… No importaba, ya que nos unía una misma fe que podíamos expresar en la oración y en la vivencia de la fraternidad. 

los.martires.oblatos

Además de esta experiencia de catolicidad, todos hemos crecido en nuestra identidad y pertenencia a la Familia Oblata. Nos hemos sentido en familia con las comunidades de los Misioneros Oblatos de Pozuelo de Alarcón y de la Parroquia de San Leandro. La vida de los Mártires Oblatos de Pozuelo ha tocado nuestro corazón dándonos valor para mostrar al mundo lo que somos y el regalo que tenemos. El testimonio de los mártires y el encuentro con los jóvenes de la Parroquia de San Leandro hicieron que los jóvenes de China regresaran a su vida cotidiana con un renovado valor para afrontar las dificultades. 

rezando.juntos

Damos gracias al Señor por los beneficios recibidos en esta peregrinación y también a todas las personas que han colaborado para que haya sido posible.

en.Avila