Misioneras Oblatas de María Inmaculada

 Misioneras Oblatas de María Inmaculada

"En búsqueda de la felicidad": Semana Santa 2018

pascua4aDurante la semana pasada, algunas oblatas junto con un grupo de misioneros, nos fuimos a los pueblos de Horcajuelo y Montejo de la Sierra para tener una Semana Santa Misionera. El lema del encuentro fue "En búsqueda de la felicidad" y nos ha ayudado a vivir intensamente cada momento. A través de las actividades con los niños, los tiempos de servicio a los ancianos y personas con discapacidad, la vida comunitaria y de oración, hemos descubierto que Dios nos invita a vivir una felicidad siempre mayor de la que imaginamos. 

 

 Pudimos celebrar el Triduo Pascual con las personas de aquéllas parroquias renovándonos con sencillez en la vivencia de la fe. Para que conozcáis esta experiencia misionera que hemos realizado en dos pueblos de la Sierra Norte de Madrid, os dejamos unas fotos y el testimonio de nuestra querida amiga Belén. ¡Feliz Pascua a todos!

 

pascua2

DEJA ENTRAR A DIOS EN TU CORAZÓN

 Hola, mi nombre es Belén y llegué a Horcajuelo sin saber muy bien lo que me iba a encontrar o vivir.

Ha sido una semana llena de emociones, vivencias, aprendizaje y oración. Las OMI me recibieron con las manos abiertas y, con paciencia, fueron mostrándome su forma de vida; sus manos para servir y su corazón alegre con los niños, ancianos, discapacitados y todas las personas que se paraban con ellas en los pueblos.

Fue una semana de oración, servicio y compartir. El Lema de la Pascua era “En búsqueda de la felicidad”, algo muy difícil de definir y de encontrar. Durante estos 7 días, gracias a ellas, fui consciente de que está en DIOS. Él me acompaña siempre… lo llevo en mi corazón, aunque a veces, me ponga una coraza para no verlo.A través de la oración (eso que tanto me cuesta), puedo romper esa cáscara y dejar que asome poco a poco.

Dios me da la alegría que derrocho jugando con los niños; me da el cariño que pongo en los abrazos de los mayores; me ayuda a aceptar a los demás con sus diferencias; pone una sonrisa o una lágrima en mi rostro… Soy, quien Él quiere que sea. Así, puedo llegar a sentir la verdadera FELICIDAD.

pascua5

 pascua1Gracias por esta vivencia misionera, por tantas risas, por tantas enseñanzas… por tanto amor!

Belén Puebla

 

 

 

 

  

 

Aquí algunas fotos de la experiencia: